Esta pregunta surgió a raíz de una conversación que tuve hace unos días en una cafetería. Mi amigo no tiene conocimiento sobre diseño digital pero está fascinado -al igual que yo- sobre la rapidez en la que evoluciona la tecnología y la interacción que ésta tiene con el usuario (UX). Luego de un intercambio casual de opiniones y tendencias digitales, me hizo una afirmación que me dejó pensativa: “Jessica, los sitios web van a desaparecer”. Y sí, con la cantidad de usuarios que forman parte de una red social y la cantidad de información que manejan, una empresa tiene que tener presencia en éstas. ¿Y qué ocurrirá con los sitios web, entonces?.

Lo primero que pensé fue que, si bien el nivel de interacción de las personas con las redes sociales ha ido en aumento de tal forma que se han tenido que reinventar para adaptarse a las necesidades de los usuarios, éstas no podrían absorber por completo a los sitios web por varios motivos. El primero, por la funcionalidad que tienen los sitios web en sus diseños. Si bien las redes sociales se han esforzado por adaptar su interfaz para que la experiencia de usuario sea casi similar con la de un sitio web, esto todavía no es suficiente como para personalizar el diseño del fanpage. El segundo motivo radica en las los términos y condiciones de las redes sociales. Los medios de prensa, blogs o páginas de entretenimiento para adultos pueden tener contenido que sean susceptibles para algunos usuarios, por lo que subirlo a sus redes sociales sería algo descartado, pero sí se puede compartir en internet. El tercero es el control de la información y los derechos de autor. Ya lo dijo Denken Über en su blog hace unos años: “Facebook es dueño de todo lo que pase por sus manos”, y de forma similar se aplica para otras redes sociales.

Ya quedó claro que las páginas web no pueden estar integradas al 100% a las redes -a menos que cambien sus Términos y Condiciones-. ¿Y las aplicaciones móviles? Esto es aún más sencillo de descartar. Las apps te permiten de manera funcional realizar compras, juegos y hasta ver videos; pero no te da la comodidad de acceder a la información de forma simple y concisa como lo haría un sitio web desde tu laptop o computadora de escritorio.

Bueno, los sitios webs se quedan. ¿Pero qué pasará con ellos de aquí a unos años? La experiencia de usuario como lo conocemos se irá reinventando. Ahora usamos las redes sociales para generar tráfico a nuestros sitios webs a través de ellas (blogs, notas de prensa, etc. ) . Generamos aplicaciones que son necesarias para los usuarios de acuerdo al rubro de negocio (transporte, comida, etc.). pero aún necesitamos de un sitio web para mostrar la historia de la empresa, organizar toda la información en un periódico o simplemente para hablar de nosotros mismos. Los sitios web son el índice de toda la información que puede haber en internet.